Rese√Īa Hist√≥rica de la Universidad

 Aut√≥noma de Santo Domingo






La Universidad de Santo Domingo fue creada mediante la Bula In Apostolatus Culmine, expedida el 28 de octubre de 1538 por el Papa Paulo III, la cual elevó a esa categoría el Estudio General que los dominicos regenteaban desde el 1518, en Santo Domingo, sede virreinal de la colonización y el más viejo establecimiento colonial del Nuevo Mundo.
 
La Universidad de Alcal√° de Henares fue su modelo y como tal fue porta-estandarte de las ideas renacentistas que surg√≠an del mundo medieval, del que emerg√≠a la Espa√Īa de los d√≠as de la conquista.
 
La naciente Universidad inici√≥ sus ense√Īanzas organizadas en cuatro Facultades: Medicina, Derecho, Teolog√≠a y Artes, conforme a las normas establecidas en la √©poca para las instituciones similares de la metr√≥poli. Los estudios de Artes inclu√≠an dos modalidades, a saber: el “trivium” que comprend√≠a la Gram√°tica, la Ret√≥rica y la L√≥gica y el “quadrivium”, que englobaba la Aritm√©tica, Geometr√≠a, Astronom√≠a y M√ļsica”.

Vicisitudes
En el a√Īo 1801, como consecuencia de la ocupaci√≥n haitiana al pa√≠s, la Universidad interrumpi√≥ su funcionamiento, porque los dominicos, que la regenteaban, abandonaron la colonia. Se reabri√≥ en el a√Īo 1815, al volver la colonia a la soberan√≠a espa√Īola, pero a partir de entonces adopt√≥ el car√°cter laico.

Entre el 1815 y el 1821 funcion√≥ bajo el rectorado del Dr. Jos√© N√ļ√Īez de C√°ceres. La Universidad volvi√≥ a cerrar sus puertas en 1822 debido a que gran n√ļmero de sus estudiantes fueron reclutados para el servicio militar por orden del r√©gimen haitiano que gobernaba la naci√≥n. Con la consumaci√≥n de la Independencia de la Rep√ļblica en 1844, renace en los dominicanos la voluntad de restablecer la Universidad, s√≠mbolo de tradici√≥n cultural y del car√°cter propio de la nacionalidad reci√©n adquirida.
 
Respondiendo a ese reclamo, el 16 de junio de 1859, el Presidente Pedro Santana promulg√≥ una ley que restablec√≠a la antigua Universidad de Santo Domingo, con una composici√≥n acad√©mica similar a la de las universidades medievales (cuatro facultades: Filosof√≠a, Jurisprudencia, Ciencias M√©dicas y Sagradas Letras) y como una dependencia del gobierno central a trav√©s de la Direcci√≥n General de Instrucci√≥n P√ļblica y del Secretariado de Estado correspondiente.

Pero por razones de las contingencias políticas, la citada disposición no se ejecutó y la Universidad no se reabrió.

El 31 de diciembre de 1866, se creó, por decreto, el Instituto Profesional, que funcionó en lugar y en sustitución de la antigua Universidad de Santo Domingo.

El día 10 de mayo de 1891, el Instituto Profesional cerró sus puertas, hasta el día 16 de agosto de 1895, que reapareció bajo el rectorado del Arzobispo Fernando Arturo de Merino.

El 16 de noviembre de 1914, el Presidente de la Rep√ļblica, Dr. Ram√≥n B√°ez, quien era tambi√©n Rector del Instituto Profesional, transforma por decreto al Instituto Profesional en Universidad de Santo Domingo.
 
Del 1916 al 1924, la Universidad tuvo que interrumpir su funcionamiento como consecuencia de la intervención norteamericana.
 
Durante los 31 a√Īos de la tiran√≠a del dictador Rafael Leonidas Trujillo, la Universidad de Santo Domingo, como las dem√°s instituciones del pa√≠s, se vio privada de las libertades m√°s elementales para el cumplimiento de su alta misi√≥n, llegando a convertirse en un instrumento de control pol√≠tico y  propagaci√≥n de consignas totalitarias, ante cuyos perjuicios nada valieron los escasos progresos materiales que alcanz√≥ la Instituci√≥n en esos a√Īos de gobierno desp√≥tico, como fue la adquisici√≥n de terrenos y la construcci√≥n de la Ciudad Universitaria.
 

Autonomía y fuero universitarios

La Ley No.5778 del 31 de diciembre de 1961 dot√≥ a la Universidad  de autonom√≠a. A partir de ese momento comenz√≥ a debatirse por alcanzar el equilibrio institucional y un clima de convivencia que le permitiera desarrollar todas sus facultades creadoras. Pero despu√©s de tres d√©cadas sometida a la voluntad f√©rrea de un r√©gimen contrario a toda forma de comunicaci√≥n humana que no sirviera a sus intereses a la instituci√≥n no le fue f√°cil, inicialmente utilizar la libertad y autogobierno reci√©n adquiridos para desempe√Īar su misi√≥n de servicio y contribuir al  para el mejoramiento cultural y econ√≥mico de nuestro pueblo.

El 17 de febrero del 1962, se eligen las primeras autoridades bajo el régimen de la autonomía. La Ley 5778 sobre la autonomía, consagraba también el fuero para el recinto universitario, pero éste fue suprimido por el gobierno de facto del Triunvirato, mediante la Ley #292, del 12 de junio de 1964.